EL CORAZÓN DEL HOMBRE ES EL QUE DEBE HACERSE RICO, NO SUS ARCAS.

CICERÓN
EN UN MUNDO INJUSTO, EL QUE CLAMA POR LA JUSTICIA, ES TOMADO POR LOCO.

LEON FELIPE

Jesús es mi Luz, mi vida y mi Salvación El Señor es mi Pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valles de sombras de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

¿ ACASO TRATAN USTEDES A LOS POBRES COMO BASURERO, DANDOLES AQUELLO QUE YA NO PUEDEN USTEDES USAR O COMER ? COMO ESTO NO PUEDO YA COMERMELO, SE LO VOY A DAR AL POBRE. MARIA TERESA DE CALCUTA

NO TEMAS, PIENSA Y EXPRESATE EN LIBERTAD

DOCTRINA

DOCTRINA
ES NECESARIO RECREAR TODA LA DOCTRINA REVOLUCIONARIA DEL NACIONALSINDICALISMO A PARTIR DE ESAS PREMISAS IRRENUNCIABLES SIN LAS QUE LA FALANGE NO SERÍA TAL: HUMANISMO PERSONALISTA, PATRIOTISMO DINÁMICO Y REVOLUCIONARIO, SINDICALISMO REVOLUCIONARIO DE AUTOGESTIÓN, COMUNALISMO SOCIAL” Javier Iglesias

SEAMOS SERIOS

SEAMOS SERIOS
JAMÁS DA EL ALMA HUMANA MEJOR PRUEBA DE FORTALEZA Y NOBLEZA QUE CUANDO RENUNCIA A LA VENGANZA Y PERDONA UNA OFENSA

CUANDO EL SABLE ESTÉ ENMOHECIDO Y EL ARADO RELUCIENTE, LAS PRISIONES VACIAS Y LOS GRANEROS LLENOS, LAS ESCALERAS DE LOS TEMPLOS VACIAS Y LAS DE LOS TRIBUNALES CUBIERTAS DE HIERBA, CUANDO LOS MEDICOS MARCHEN A PIE Y LOS PANADEROS A CABALLO, ENTONCES ESTARÁ BIEN GOBERNADO EL IMPERIO. Y MIENTRAS TANTO SE SIGUE FUSILANDO A JOSE ANTONIO

viernes, 19 de noviembre de 2010

FALANGE AUTENTICA




Este partido, por su nombre, por la historia, parte desde una posición muy débil. Hay mucho prejuicio respecto a todo lo que se llame Falange (lo cual, en buena medida, es comprensible). Por eso su cartel rebosa humor, ironía, muestran una cara alegre no catastrofista de una realidad "en desaceleración internacional". Este, en concreto, se dirige personalmente al votante. Pero más que votos, lo que esta formación parece perseguir es lograr ser bien vista, no ser prejuzgada. No hay más que recordar las palabras de Jose Antonio al respecto,

"Ayer, por última vez, expliqué al Tribunal que me juzgaba lo que es la Falange. Como en tantas ocasiones, repasé, aduje los viejos textos de nuestra doctrina familiar. Una vez más, observé que muchísimas caras, al principio hostiles, se iluminaban, primero con el asombro y luego con la simpatía. En sus rasgos me parecía leer esta frase: "¡Si hubiésemos sabido que era esto, no estaríamos aquí!"

Acercarse a su ideario es descubrir un partido volcado con el ciudadano y con el compromiso social. Esta falange no es antiestética, no se caracteriza por ese merchandising patriotero tan típico de los grupúsculos falangistas. Es distinta, auténtica. Parte de una escisión en la historia de la falange, aquella que fue reprimida por mantenerse fiel al ideario joseantoniano y no aceptar la unión con los carlistas y quedarse diluida en una formación al servicio del régimen franquista.

Se podrá estar o no de acuerdo con ellos, pero lo que sí es seguro es que, tras conocerla, la verás con otros ojos.

Sigo pensando...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

YO LEO PATRIA SINDICALISTA


Con referencia a distintas convocatorias a actos de diversa índole, a celebrar estos días, en los que, conjuntamente, se homenajea a Francisco Franco Bahamonde, anterior jefe del Estado, y José Antonio Primo de Rivera [imagen adjunta], fundador de la Falange, la redacción de «Patria Sindicalista» señala:
Que de dichas convocatorias no pueden participar los falangistas, porque entendemos que al tratar, burdamente, de unir ambos personajes se procede, por enésima vez, a una grosera manipulación histórica que, desde nuestro punto de vista, desvirtúa seriamente el sentido último del ideario nacional-sindicalista, en tanto en cuanto el franquismo supuso, de facto, una barrera infranqueable al proyecto revolucionario al que aspiraron los camaradas de la primera hora.
Francisco Franco Bahamonde, no está de más recordar, fue el responsable directo, entre otros actos hostiles a nuestra organización política, del encarcelamiento de nuestro segundo Jefe Nacional, Manuel Hedilla Larrey, la unificación manu militari de Falange Española de las JONS —convenientemente descabezada— con otras agrupaciones políticas ajenas e incluso contrarias a la doctrina y aspiraciones del ideario falangista y, no contento con ello, coadyuvó a bastardear, desde su perenne «jefatura», unos símbolos y un estilo hasta llegar a convertirlos en grotesca parafernalia para uso y disfrute los sectores más reaccionarios e inmovilistas del país.
Quienes quieran homenajear a Francisco Franco Bahamonde —padrino político, dicho sea de paso, de Juan Carlos de Borbón, su sucesor en la Jefatura del Estado— están en su perfecto derecho. Allá cada cual con sus nostalgias, frustraciones y resentimientos. Pero nunca utilizando la figura de José Antonio Primo de Rivera, ajena a la naturaleza excluyente del Régimen franquista y sus derivas, a su discurso —netamente derechista, patriotero y monárquico— y, como consecuencia de pactos de 1953 con el entonces presidente norteamericano, Dwight David Eisenhower, con nuestra soberanía nacional hipotecada al criminal-imperialismo. La práctica política del Régimen franquista, unas veces disfrazada bajo los procedimientos de la autarquía cuartelera y otras bajo los oropeles del aperturismo burgués-opusdeísta, siempre tuvo como norte soluciones capitalistas —esto es, antifalangistas— que, obviamente, hemos rechazado en el pasado y rechazaremos siempre.